Foto: Kevin McLaughin.

Unidos desde hace más de medio siglo y considerados inseparables por todos sus conocidos, esta pareja de ancianos estadounidenses es la máxima expresión del “hasta que la muerte nos separe”. Y es que Jojo y Jimmy murieron con tan solo 12 horas de diferencia el día después de cumplir su 60 aniversario de boda.

Aunque la celebración de su aniversario siempre era una fecha feliz para la pareja, este año ambos sabían que tenían poco tiempo más para estar juntos. Jojo estaba muy enferma a causa de un cáncer de páncreas y el desenlace se preveía inminente.  “Mi padre había avisado a mi hermano, sacerdote, para que viniese a impartir a mi madre la extremaunción”, contaba a The Huffington Post Kevin  McLaughlin , uno de los hijos de la pareja.

Efectivamente, tal y como Jimmy sospechaba, su mujer fallecía justo el día después de su aniversario. Lo que nadie esperaba, sin embargo, era que Jimmy corriese la misma suerte y muriese solo 12 horas después que su mujer plácidamente sentado en un sillón mientras preparaba el funeral de Jojo.

Foto cedida por Kevin McLaughin.

“Mi hermano le preguntó que si quería un poco de whisky. Cuando se lo trajeron, dio un pequeño sorbo y comentó que estaba muy cansado. Se recostó en el sillón, dio un suspiro y dejó caer la cabeza hacia atrás. Todos pensamos que solo era cansancio, hasta que unos minutos después su brazo izquierdo dio una pequeña sacudida”,  cuenta Kevin.

Para el momento en que los médicos llegaron al domicilio, ya no había nada que pudiera hacerse por Jimmy. “Estaba de nuevo con mi madre, donde él quería estar”, explican sus hijos.

Y es que hay ocasiones en las que la realidad supera la mejor de las ficcionescon historias de amor que nos recuerdan que aún hay esperanza para quienes creen en el amor para siempre. Seguro que allí donde estén Jojo y Jimmy descansan juntos para la eternidad.